lunes, 24 de junio de 2013

Según el autor Cornelius Castoridis, lo que estructura las representaciones de lo bello y lo feo, lo bueno y lo malo, lo que esta bien o mal, son las significaciones imaginarias sociales, que mantienen unida a una sociedad permitiendo establecer lazos entre los individuos y la autorepresentación de un “nosotros”. Al mismo tiempo, este imaginario social instituye un tipo de individuo particular, proporcionando modelos identificatorios para la creación de un “sí mismo”, de un “yo”, estableciendo así los roles dentro de la sociedad, designando las finalidades de la acción y estableciendo los tipos de afectos que se anudan al poder del discurso hegemónico. 

Que ocurre cuando el individuo recibe desde el mismo momento que despierta al mundo "miradas" de tristeza, miradas de desalientos, miradas de desilusión?
cuando se percibe en su salida social que las miradas lo eluden, se le ocultan y al buscar las respuestas en aquel que lo transporta solo le es devuelta otra vez la tristeza o en algunos casos la bronca?

Berger y Luckmann, sostienen que la “socialización exitosa” es el establecimiento de un alto grado de simetría entre la realidad objetiva y la subjetiva (junto con la identidad) y que la “socialización deficiente” debe entenderse en razón de la asimetría existente entre la realidad objetiva y la subjetiva. La identidad se halla perfilada por el orden institucional, en el sentido de que representa la realidad objetiva dentro de la cual está ubicada. No obstante, estos autores plantean que  los individuos impedidos de internalizar totalmente la realidad de la comunidad podrán ahora socializarse dentro de la anti-realidad de la "colonia", vale decir que la socialización deficiente dentro de un mundo social puede ir acompañada de una socialización exitosa dentro de otro mundo, el de las minorías.

Es tal vez por la necesidad de "socializar en la minoría" que el universo de las personas sordas es tan otro?
Es tal vez por eso que aunque hablamos de inclusión, sentimos que es menos doloroso para aquellos que pertenecemos a una minoria el "socializar en la minoría"?.

Esta realidad de la "colonia" de la que hablan Berger y Luckman es en la que estamos todos en una u otra medida y actualmente esa realidad se mide por lo estético como nunca antes.
Por eso el éxito de las redes sociales en las cuales mostramos lo que queremos que los demás vean o como nos vean, un imaginario dentro de un imaginario.

Entonces sigo con las preguntas, en que proporción la mirada con la que fuimos formados influye en la formación de nuestro yo, de nuestra personalidad?

Y ahora voy específicamente al tema que mas me compete, al de las personas con discapacidad intelectual . Cuántos de sus miedos,sus "no puedo"  provienen de una mirada temerosa o desaprobadora?

Y cómo perjudica la mirada de lástima, de temor?

Me lo pregunto, te lo pregunto




2 comentarios:

elsa dijo...

muy interesante y profundo este tema,como pasamos por la vida sin detenernos,a pensar en estas cosas profundas. me gusta lo que has publicado.

Ana Lucrecia Dolce dijo...

Gracias!